Asadillo

Asadillo manchego

Asadillo manchego

En esta época del año el olor de unos pimientos asándose en el horno da una grata sensación de hogar calentito y acogedor. Sobre todo cuando fuera está lloviendo a cantaros, que es exactamente lo que está ocurriendo ahora mismo. Aprovechamos para asar cuatro pimientos y hacer otra de las recetas manchegas de mi madre, asadillo. Ya era hora, que tenía el blog totalmente abandonadito… Sigue leyendo

Tarta de cerezas

Tarta de cerezas

Tarta de cerezas

He tenido que hacer ya tres veces  esta tarta en las últimas semanas porque en mi casa ha sido todo un éxito. Me impresionó sobre todo cómo se la comía mi hijo mayor que es de esas personas (raras para mí, jeje) que prefieren lo salado a lo dulce.

Las primeras tartas de esta “saga” fueron de albaricoques y fresas, porque eran las frutas que se me empezaban a estropear, resultó ser una buena combinación. Se acabaron los albaricoques y en la nevera destacaban unas cerezas de las que ya nadie quería hacerse responsable y que terminaron dentro de la tarta. Desde ese momento mi familia se me ha vuelto adicta a la tarta de cerezas y según se acaba una me piden otra, supongo que tarde o temprano se les pasará la fiebre. La próxima tarta la tengo que hacer con picotas, la temporada manda. Aprovecharemos lo que queda de verano para darles gusto.

Sigue leyendo

Castañas dulces (y castañas con arroz)

Castañas dulces

Castañas dulces

Mi madre las hace de vez en cuando para darle una agradable sorpresa a mi padre. En su elaboración se utiliza castañas pilongas (secas), mucho más cómodas que las frescas porque ya vienen peladas.

Libo las compra en un  “colmado” típico manchego de esos que, según pasas por la puerta, huele a especias y dentro encuentras todo tipo de pastas regionales en cajas grandotas para su venta a granel, tarros gigantes de berenjenas de Almagro, morcillas extremeñas, balacalaos, sardinas de cuba, sacos de legumbres, pimientos secos o harina de pita ¡un paraíso para los amantes de la cocina tradicional!. Sigue leyendo

Capricho de hija

 

Galleta con queso y mermelada

Capricho de hija

El auténtico capricho de hija no tiene ni siquiera rango de receta, pero me gusta tanto que para alegrarme el día, sin complicarme en la cocina, sólo tengo que hacer unos cuantos de estos bocaditos de galleta y se me cura todo. Son como mini tartas de queso.

Se trata de galletas Marbú Doradas rellenas de queso Philadelphia y  mermelada de frutas del bosque de La Vieja Fábrica. Supongo que resultará extraño que sea tan específica escribiendo la marca de los productos, pero son exactamente esos sabores mezclados los que me pirran.

Ahora tengo en casa un bote enorme de mermelada de moras, también de La Vieja Fábrica, y hago  los bocaditos con ella, buenísimos PERO no es lo mismo. A fin de cuentas de eso se trata…de un capricho de hija.

Potaje de vigilia (con pelluelas)

Potaje de garbanzos con espinacas, bacalao y pelluelas

Potaje de garbanzos con espinacas, bacalao y pelluelas

Casi se me está acabando la cuaresma y aún no había puesto en el blog una de las recetas de mi madre que más hecho de menos ahora que estoy tan lejos, su potaje de vigilia. Ella lo hace indistintamente con garbanzos o con alubias, pero si estoy yo sabe que mi favorito es el de garbanzos, con su pelluela y todo. Espero que os guste tanto como a mí, sólo su olor ya me transporta a mi casa y hace que se agolpen en mis sentidos los platos típicos que mi madre elabora sin falta por Semana Santa… Sigue leyendo