Dulce de membrillo

Carne de membrillo casero

Dulce de membrillo casero

Hoy traigo una receta con muchas propiedades saludables por su riqueza en fibra, hidratos de carbono, vitaminas, minerales y que se complementa muy bien con otros alimentos valiosos como el queso o los frutos secos. Se nota que estoy pensando en mis niños cuando escribo esto ¿verdad?.

Hace tiempo que mi madre no se animaba a hacer dulce de membrillo así que tuvo que llamar a mi suegra Pilar para confirmar la receta. Le salió muy bueno, de hecho, el protagonista de las fotos ya es historia, desapareció en un par de días ¡increíble!. La buena noticia es que en las dos casas, la mía y la de mi marido,  nos espera otro dulce de membrillo recién hecho estas Navidades, cuando volvamos a nuestra queridísima península.

Ingredientes:

– 1 kg. de membrillos

– 750 gr. de azúcar

La proporción original es 1 kilo de azúcar por kilo de membrillos, si te gusta menos dulce se puede reducir un poco el azúcar, pero no menos de 750 gr. para evitar problemas con la consistencia del resultado.

Elaboración:

En primer lugar hay que cocer los membrillos en una olla cubiertos de agua y enteros. Si se pelan antes, además de que están bastante duros, se privaría al membrillo del aroma y propiedades que provienen de la corteza y las semillas. Suelen tardar alrededor de una hora en cocerse, dependiendo del tamaño; se pinchan de vez en cuando para comprobar si están hechos y se sacan para que enfríen un poco. Cuando ya se puedan tocar hay que pelarlos, quitarles el corazón y las pepitas y triturar los trozos de membrillo con la batidora.

Una vez obtenido este puré de membrillo se puede volver a pesar y así conseguir una proporción más exacta respecto al azúcar, si no lo haces tampoco pasa nada, salvo que será un poquito más dulce.  Se pone el puré en una olla, se añade el azúcar y comenzamos a remover. En cuanto comience a hervir, se baja a fuego lento y se sigue removiendo con una cuchara de madera para que no se pegue, pero ya más relajadamente. Lo habitual es que tarde otra horita  en hacerse. El color irá cambiando y haciéndose más oscuro y llegará un momento en el que si apartas el alimento se ve el fondo de la olla sin que el membrillo se derrame y lo vuelva a tapar. Cuando esto ocurra el dulce de membrillo ya estará hecho. No conviene cocinarlo más tiempo pues terminaría endureciéndose demasiado.

Para ponerlo en una fuente de cristal basta con humedecer con agua el fondo y las paredes interiores del recipiente, y si se utilizan otros envases se hace el mismo proceso pero con una pizca de aceite de girasol. Después de una noche en la nevera ya tendrá la consistencia necesaria para poder disfrutarlo.

Carne de membrillo

Dulce de membrillo

Anuncios

5 pensamientos en “Dulce de membrillo

Dame tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s