Castañas dulces (y castañas con arroz)

Castañas dulces

Castañas dulces

Mi madre las hace de vez en cuando para darle una agradable sorpresa a mi padre. En su elaboración se utiliza castañas pilongas (secas), mucho más cómodas que las frescas porque ya vienen peladas.

Libo las compra en un  “colmado” típico manchego de esos que, según pasas por la puerta, huele a especias y dentro encuentras todo tipo de pastas regionales en cajas grandotas para su venta a granel, tarros gigantes de berenjenas de Almagro, morcillas extremeñas, balacalaos, sardinas de cuba, sacos de legumbres, pimientos secos o harina de pita ¡un paraíso para los amantes de la cocina tradicional!.

La receta de “castañas dulces” es muy sencilla y se puede hacer más contundente si, a media cocción, le añadimos un puñadito de arroz, pero en este caso estaremos elaborando otro postre  “castañas con arroz”, también muy típico. La ventaja de las castañas solas, sin arroz, es que las sobrantes se pueden conservar e incluso utilizar como guarnición de otros platos.

Ingredientes

1/2 kg. de castañas pilongas

1 rama de canela

Cáscara de limón

100 gr. de azúcar

Agua

Elaboración

Las castañas son tratadas como cualquier legumbre seca, por tanto, hay que dejarlas en agua el día de antes para que se ablanden.  Después se echan en un cazo al que añadimos la rama de canela, el azúcar y un trocito de cáscara de limón (no abusar de esto último que puede amargar, pero tampoco echar un trozo ridículo ;P). Se cubren de agua las castañas pilongas y se dejan al fuego un mínimo 20 minutos.

Se pincha una castaña y si aún no está tierna hay que seguir cociendo (cuanto más dura sea el agua más tiempo tardarán en cocinarse). Otro detalle a tener en cuenta es probar el almíbar, por si se prefiere más dulce y hay que rectificar.

Hay días que a mi madre le apetece hacer las castañas dulces y no las ha puesto en agua el día de antes. No pasa nada, sigue la receta igual salvo que los tiempos de cocción pasar a ser muy superiores. Y ese mismo día se comen las castañas tan contentos, ¡capricho de padres! podríamos decir.

Castañas dulces

Castañas pilongas

Anuncios

Dame tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s