Tarta de cerezas

Tarta de cerezas

Tarta de cerezas

He tenido que hacer ya tres veces  esta tarta en las últimas semanas porque en mi casa ha sido todo un éxito. Me impresionó sobre todo cómo se la comía mi hijo mayor que es de esas personas (raras para mí, jeje) que prefieren lo salado a lo dulce.

Las primeras tartas de esta “saga” fueron de albaricoques y fresas, porque eran las frutas que se me empezaban a estropear, resultó ser una buena combinación. Se acabaron los albaricoques y en la nevera destacaban unas cerezas de las que ya nadie quería hacerse responsable y que terminaron dentro de la tarta. Desde ese momento mi familia se me ha vuelto adicta a la tarta de cerezas y según se acaba una me piden otra, supongo que tarde o temprano se les pasará la fiebre. La próxima tarta la tengo que hacer con picotas, la temporada manda. Aprovecharemos lo que queda de verano para darles gusto.

Ingredientes

Almíbar

250 gr. de cerezas o picotas (frutas ácidas en general)

2 cucharadas soperas de azúcar

Agua

Masa quebrada

250 gr.  de harina(con harina integral también está muy buena)

100 gr. de azúcar

130 gr. de mantequilla

2 yemas de huevo

2 cucharaditas de esencia de vainilla

1 cucharada de leche

1 pizca de sal

Relleno

Unos  12 bizcochos

Las cerezas en almíbar

Decoración

Almendra laminada

Azúcar glass

Elaboración

En primer lugar hay que preparar la masa quebrada porque tiene que reposar una hora en la nevera. Para ello podemos utilizar un bol amplio o incluso la encimera de la cocina para que no nos estorbe nada al amasar. Hay que poner juntos todos los ingredientes de la masa es decir: la harina, el azúcar, la mantequilla, las yemas, la vainilla, la leche y la sal y comenzar a amasar con mucha paciencia. Según se va uniendo la mantequilla al resto de los ingredientes recobramos la esperanza de que todo aquello pueda llegar a ser una masa. Un poquito después ya lo parece y es el momento de hacer una bola con ella, envolverla en papel film y meterla una hora en la nevera.

Si por algún contratiempo la masa se queda en la nevera más de la cuenta (horas), al sacarla estará dura por culpa de la mantequilla, habrá que esperar a que se ablande un poco para poderla manejar.

Esa hora la vamos a aprovechar para hacer las cerezas en almíbar. En primer lugar, ponemos un poco de agua a hervir (como para que cubra las cerezas) junto con el azúcar. Mientras,  limpiamos las cerezas, las cortamos por la mitad y les quitamos el hueso.  El agua ya debe llevar hirviendo al menos cinco minutos cuando echemos las cerezas que se dejan cocer un par de minutos más y se apaga el fuego, para evitar que se queden demasiado blandas. No es un almíbar completo, para ello el agua con azúcar debería cocer veinte minutos previamente, pero es suficiente para que la fruta pierda acidez y el agua de cocción aporte dulzor al relleno. Se deja enfriar.

Trascurrida la hora, precalentamos el horno a 200ºC y a continuación sacamos la masa de la nevera y la partimos en dos. Ambas partes hay que estirarlas con un rodillo,  según la forma del molde que vayamos a utilizar. Las primeras veces cuesta un poco estirar la masa sin romperla, nuevamente es cuestión de paciencia. Si al estirarla se rompe, vuelve a hacer una bola y vuelve a estirarla, varias veces si es necesario. Notarás como según la manejas se va volviendo más modelable y terminas ganando el pulso.

Tarta de cerezas elaboración

Con mucho cuidado hay que poner una de las masas estiradas como base en el molde, forrando también los lados. Sobre esa base se ponen los bizcochos que vamos cortando con las manos en pedacitos y dejando caer hasta cubrir todo el fondo. Es hora de añadir las cerezas poniéndolas boca abajo en una capa cubriendo los bizcochos, finalizamos este proceso añadiendo un poco del almíbar de las cerezas por todo el relleno, pero con moderación. Se pone la segunda masa como tapa y se decora el conjunto con almendras laminadas.

Metemos nuestra tarta en el horno una media hora, los diez últimos minutos antes de que termine de hacerse se pone el grill para tostar  las almendras. Se saca del horno y se deja templar antes de espolvorearla con azúcar glass. Incluso templada la tarta de cerezas está buena, y en ese caso una bolita de helado de vainilla puede ser un buen complemento.

¡Feliz cumpleaños, mamá!

Tarta de cerezas

Tarta de cerezas

             

Anuncios

Dame tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s