Capricho de hija

 

Galleta con queso y mermelada

Capricho de hija

El auténtico capricho de hija no tiene ni siquiera rango de receta, pero me gusta tanto que para alegrarme el día, sin complicarme en la cocina, sólo tengo que hacer unos cuantos de estos bocaditos de galleta y se me cura todo. Son como mini tartas de queso.

Se trata de galletas Marbú Doradas rellenas de queso Philadelphia y  mermelada de frutas del bosque de La Vieja Fábrica. Supongo que resultará extraño que sea tan específica escribiendo la marca de los productos, pero son exactamente esos sabores mezclados los que me pirran.

Ahora tengo en casa un bote enorme de mermelada de moras, también de La Vieja Fábrica, y hago  los bocaditos con ella, buenísimos PERO no es lo mismo. A fin de cuentas de eso se trata…de un capricho de hija.

Anuncios